El diseño gráfico tiene que emocionar,

y como los replicantes en Blade Runner,

salir a vivir su propia vida.

Así es como funciona este circo.

1/3